pagina principal

HISTORIAS Y LEYENDAS.

En el año 1641 el Sr. Cura Pedro Rubio Félix, encontró que los talpenses conservaban en su capilla algunas imágenes de Jesucristo y de la Santísima Virgen, en pésimo estado de conservación. Al irse al lugar de su residencia dispuso que estas estampas se encontraran en la sacristía.

El 19 de septiembre de 1644 los naturales principales del pueblo, mayordomos y priostes, decidieron que se cumpliera el mandato del párroco. A una india de nombre María Tenanchi fue a quien se le reveló el suceso. Ella al tratar de tomar en sus manos una imagen de la Santisima. Virgen del Rosario, carcomida y rota, un resplandor vivísimo la deslumbró; su azoro fue inmenso y no pudiendo resistir la impresión cayó sin sentido, cuando se recuperó de esa impresión las indias que allí se encontraban le preguntaron que qué le pasó. Fue la primera testigo del milagro, María cuya cara envuelve la neblina del misterio, respondió ¿No veis esa virgen desbaratada que esta de otra manera echando resplandores de fuego rodeado de nubes que me hizo así? ¿Qué será esto?
De este suceso debió estar enterado el Sr. Cura Pedro Rubio Félix, quien fue avisado por el cantor Francisco Miguel.
Llegaron a Talpa el 22 de septiembre y solamente se celebraron vísperas, y misa al siguiente día. 2 candelas que días antes habían encendido los naturales talpenses, intactas e inalterables; continuaban iluminado el altar improvisado de la imagen renovada de la Santísima Virgen del Rosario.

El Cerro de Don Pedro.

Le llaman Cerro de Don Pedro porque en el suroeste del caserío, por el rumbo del nuevo campo de aviación vivía un Sr. Llamado Don Pedro. Se escuchaban comentarios que era un bandido de la región el cual se escondía por la sierra, otros que eran santos nacidos en el pueblo de Talpa.

Todos los coetáneos sabían que este hombre los ayudaría en sus problemas difíciles si lo visitaban en su guarida. Era una escabrosa ladera del cerro. Hay supersticiosos que dicen que al avanzar unas docenas de metros para el interior, se escuchan diferentes ruidos, murmullos, llantos de mujeres inconsolables y también como que dejan caer costales llenos de monedas de oro; ya que hubo personas que decían que dentro de la cueva había huesos, calaveras y otros objetos. Todo esto de cuando se escuchaban rumores que se iban a venir asaltantes al pueblo, todos los señores querían esconder a sus hijas en la guarida de Don Pedro, cuando viajaban hacia allá les brotaron los hombres armados y ellos alcanzaron a meterse pero les iban siguiendo la huella ya que sabían que los más grandes tesoros de las familias eran sus hijas veinteañeras. Los hombres bandidos brotaron por todos lados, lucharon con los padres de las jóvenes siendo éstas fuertemente forcejeadas.

Cuentan que la muerte de estas gentes en la cueva de Don Pedro es la razón de que haya tanta osamenta desperdigada y también de que se escuchen gritos de mujeres cuando alguien allí penetra.

Hacienda de Gallineros.

Se encuentra en el antiguo camino de herradura a Talpa, se le conoce así porque hace años vivía un hombre rico y bondadoso que tenía muchos mozos, de éstos nace una niña que al venir al mundo mueren sus padres quedando huérfana, la niña queda a cargo del patrón y de uno de ellos.
El patrón le regaló una gallina al mozo que se haría cargo de la niña, diciendo que los huevos que pusiera los tenía que vender e invertir en maíz, y si se criaban pollitos tenían que hacer un gallinero, fue así compró una ternera.
Pasaron los años, la niña se convirtió en una gran maestra; la joven residía en Guadalajara, fue llamada porque el patrón se encontraba enfermo y para curar sus males los familiares vendieron todo, la joven maestra se enteró y para tratar de salvar su historia les compró a los nuevos dueños las propiedades, todo esto con el fruto de una gallina.
Mandó construir gallineros, reunió los mozos, porque nadie de ellos ignoraba su historia, era una huérfana que nació con suerte teniendo el privilegio de ser protegida por el patrón de su padre y uno de los mozos. Es por eso que se le conoce como Hacienda de Gallineros porque con el fruto de las gallinas se convirtió una fortuna.

HASTA LOS MUERTOS VISITAN TALPA

Según se cuentan a Talpa vienen hasta los muertos de peregrinos porque no terminaron sus promesas y los han de cumplir, en una ocasión un peregrino al entrar por el atrio de la basilica de nuestra Señora de Talpa , miró a un conocido que tenia varios años que no veía , le dijo que solo saludaba a la Virgen y se veian en el mismo lugar de su encuentro, tardó solo algunos minutos y cuando regresó nunca encontró a la persona. Unos meses después fue a visitar a sus familiares y les preguntó por dicha persona pues según él no había querido saludarlo y platicar un momento, cual fué su asombro al decirle que esta persona que habia visto en el atrio habia fallecido hace 5 o 6 años.

LA DEFENSA DE TALPA

En el año de 1913 recorria la region un grupo de carrancistas encabezado por el jefe Santos Arreola, los cuales pidieron la rendicion de los talpenses por lo cual el día 23 de junio de ese mismo año el señor Francisco Lomeli y José María Cuellar organizaron un grupo de defensa local el cual fué colocado en el palacio municipal y en las torres de la iglesia, para defender el pueblo del grupo de carrancistas. Fué así que se llevó a cabo un tiroteo contra el grupo armado, de gran ayuda para los talpenses fué que cayó una fuerte tormenta la cual obligó a los carrancistas a huír.

EL PASO DE PORFIRIO DIAZ POR TALPA

El 8 de noviembre de 1871 Porfirio Diaz, declara el plan de la noria en el que se oponia a la reeleccion de Benito Juarez y aseguraba que las revoluciones solo se acabarian cuando los gobernantes dejaran de perturbarse en el poder. Sin embargo demostro la falsedad de sus principios antireeleccionistas , al conservar el poder por mas de 30 años. De dicho plan fue derrotado por el general Alatorre y fue cuando estuvo en Talpa disfrazado de fundidor de campanas, así se menciona que puede existir familia descendiente en la poblacion. Cuando Diaz pasó por Talpa era presidente municipal Crecensio Palomera.

TRADICIONES Y COSTUMBRES.

Durante la fiesta titular de Nuestra Señora del Rosario, de 5 al 7 de Octubre, se acostumbra realizar un recorrido con la venerada imagen por la plaza principal y calles adyacentes a la Basílica. También se realiza un ritual en el que se baña a la imagen y le ponen ropa nueva.
A las diversas fiestas religiosas que se celebran durante el año asisten grandes cantidades de peregrinos de todo el estado de Jalisco, y estados vecinos, cuyo común denominador es la inmensa fé religiosa.

 

 


Diseno Multimedia
Avisos legales :: Mapa del Sitio :: Acerca de Nosotros

Copyright © 2003-2005 TalpaOnline.com. Todos los derechos reservados.
Talpa de Allende, Jal. Mexico

aciones, chat

Localizacion Hechos Historicos Personajes ilustres Monumentos leyendas